header image
Inicio arrow Historia arrow Historia Medieval
Historia Medieval

Vista de Sabiote

La importancia histórica de Sabiote ha quedado constatada por las numerosas investigaciones histórico-arqueológicas que se han desarrollado en el municipio en los últimos años. Todos estos estudios destacan la progresiva configuración de un asentamiento humano, como consecuencia de una intensa ocupación en la Edad Media. La posición estratégica que ocupa el municipio dentro de la Loma de Úbeda fue un factor determinante para que los musulmanes, una vez conquistada la península ibérica en el siglo VIII, establecieran en ella un pequeño asentamiento.

Puerta de GranadaLas excavaciones arqueológicas han documentado la existencia de niveles de ocupación fechados entre los siglos VIII-X, correspondientes a un pequeño lugar de refugio (“hisn”), dotado de una cerca o muralla de tapial de tierra, que con toda posibilidad ocuparía una zona comprendida entre el castillo y las calles Martínez y Albaicín. Este núcleo sería utilizado, al igual que ocurre en otras zonas de Jaén, como un lugar de defensa común por todas las comunidades de aldea que habitaban sus alrededores, por lo que a él acudirían para refugiarse y defenderse todos los habitantes de las “Qurà” (alquerías) ubicadas en las vertientes que descienden hacia el valle del Guadalimar.

Este pequeño núcleo se fortificó durante la “fitna” de finales del siglo IX, y tras la pacificación de Al-Andalus y el triunfo del proceso de islamización desarrollado por los omeyas, Hisn Sibyawt o Sabiyut se integró dentro del “Iqlim” de la ciudad de Ubbada (Úbeda), a la que quedó supeditada administrativamente, según cita Yaqut al Hamawi a finales del siglo XII o inicios del XIII.

CastilloEl desarrollo de este asentamiento se acelerará a medida que los ejércitos cristianos se aproximan al valle del Guadalquivir, provocando el éxodo de numerosos pobladores que abandonan las zonas conquistadas para establecerse en la Cora de Yayyan (Jaén). De esta manera el antiguo Sabiote experimentó una notable expansión hacia el sur y suroeste, ampliándose su lienzo amurallado hasta englobar un espacio comprendido entre las calles Minas, Juan Salido, Cuesta Molina y Albaicín.

Este asentamiento fue conquistado por Fernando III entre 1227 y 1229, durante las operaciones militares desarrolladas en la Loma de Úbeda. A partir de estos momentos se le otorga al municipio el Fuero de Cuenca. No obstante, en el año de 1257 Alfonso X entregó la villa a la orden militar de Calatrava con todos sus términos y heredades, en compensación por la villa y castillo de Almoguera, constituyéndose la Encomienda de Sabiote.

Interior del CastilloLa conquista del municipio trajo consigo transformaciones significativas. En este sentido hay que destacar la construcción de una sólida fortificación en el extremo noroeste del “hisn” islámico, al tiempo que entre los siglos XIII y XV se produce, por un lado, la ampliación del casco urbano hacia las vertientes norte, oeste y sureste, y por otro, una importante reestructuración de la trama urbana existente, con la construcción de varios viales que enlazaban los puntos extremos del municipio con la iglesia, la fortificación y otros edificios principales, entre ellos una posible tercia o pósito. Un edificio de planta rectangular construido frente a la fortaleza, y cuyos restos, que fueron documentados en las excavaciones arqueológicas dirigidas por V. Salvatierra en 1986, han quedado integrados en la plaza del Castillo.

Puerta de los SantosEsta importante transformación urbana requirió la edificación de un complejo sistema defensivo, dotándose al municipio de un nuevo cinturón de murallas de mampostería, defendidas por torres de planta cuadrada. A su interior se accedía por cinco puertas: de la Canal, de los Santos, de San Sebastián, de la Villa y del Tejar. Finalmente, entre los siglos XV y XVI, surgen dos arrabales junto a la puerta de la Villa y de San Sebastián, aprovechando aquellos terrenos más llanos situados en las inmediaciones de los caminos de Úbeda y Baeza.

Sabiote perteneció a la orden militar de Calatrava hasta finales del siglo XV o principios del XVI, momentos en los que es vendida por don Alonso de Baeza a don Francisco de los Cobos por la cantidad de 18 millones de maravedís.

 
Junta de Andalucía, Consejería de Innovación, Ciencia y Empresa
Portal de Servicios Telemáticos